Carles Porta: “Una secuela como la de ‘Tor’ sólo se puede hacer una vez en la vida” | Noticias de Cataluña

[

Noticias relacionadas: Noticias Similares
El periodista Carles Porta, director de la serie ‘Crims’, presenta ‘Tor’ en TV3.Massimiliano Minocri

Carles Porta tenía 27 años explorando los misterios del pueblo leridano de Tor y su historia de sangre. Todo se hizo con un 30 minutos (TV3), en 1997. Le siguió un libro (Tretze casos i tres morts), en 2005. Puso un podcast de radio y ahora publica un nuevo libro (Colina. focos). Y el 29 de abril se emitirá en TV3 una serie de cuatro capítulos, Colina. “Una secuela como ésta sólo se puede hacer una vez en la vida”, reconoció hoy Porta en la presentación de la serie. Acompañó al director de TV3, Sigfrid Gras, más que satisfecho de ofrecer un streno por lo que pujan todas las plataformas.

Durante muchos años, sin abandonar el tema, el equipo de Porta trabajó con 30 terabytes de contenido (unas 130 horas de transporte) y con más de 60 entrevistas. En julio de 1995 fue destinado a Tor Josep Montané, Sansa, unos meses después un juez le concedería la propiedad exclusiva de la montaña Tor en el Pirineo Leridano, para tocar Andorra. Hasta este punto la montaña es comarca de una sociedad comunal de 13 vecinos del pueblo que deben residir -mantener “el foc encès”- en el lugar. Ya antes, una pelea entre los sicarios de un cacique local y un empresario había hecho sospechar muertes violentas.

Door ofrece al espectador algunos capítulos para conocer sus propias conclusiones sobre quién puede ser el culo de Sansa. Tiene sus propias creencias no confesadas y en algunas entrevistas había expresado que no querría hablar del tema en televisión hasta haber entrevistado a quien pensaba que podría ser el burro. El caso está prescrito.

“La serie le dará al espectador elementos para construir su hipótesis. En el pueblo decian que el burro era alguien que estaba vivo, una clara indicación de cómo se extendía a los sospechosos. Pero la serie no se trata sólo del burro. Hay muchas historias.” Porta insistió en que el espectador que conoció la historia de Tor no sentirá que ha visto todo lo que contará la serie. Hay capítulos dedicados a los hippies que viven en la zona, a Sansa (parte de su familia aceptó intervenir), a su enemiga Palanca, a personas que no han aparecido en reportajes anteriores o que traerán nuevos datos relevantes sobre la fecha de asilo.

Porta insistió en esa estafa. Colina Si lo has pedido evita lo que te aparece Crímenes. “Tienen una guía especial para darles las horas de expedientes que han manejado, los viajes que han realizado y el uso de plantillas para ilustrar determinadas situaciones. Los modelos dan cierta ambigüedad al relato entre realidad y ficción, el relato”. Porta admitió que Colina es un personaje un poco mayor, aparece más en pantalla. “Se trata de dar un toque personal que ayude a la persona a avanzar”. El autor de la serie ha afirmado que las declaraciones de los mayores han sido subtituladas con viñetas como muestra de respeto a esta palabra dialectal. También especifiqué que no pagaron las entrevistas guardadas para cubrir los gases de desplazamiento u otros indolentes en quienes incurrirían en la entrevista. “Si se tratara de eso no te costaría dinero ser entrevistado, nadie pagaría por ello”. Hubo un entrevistado que aceptó la condición de ser respetado en el anonimato porque lo asesoró en su actividad delictiva.

Porta concluyó la presentación del primer capítulo de la serie apreciando “el espectacular talento” del considerable equipo detrás de la serie y admitiendo que un producto que requiere tener un archivo tan enorme y un seguimiento tan paciente sólo puede realizarse en la televisión pública.

Lo más conmovedor es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, regístrate.

suscribir

Puedes seguirlo en EL PAÍS Catalunya en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal


Noticias relacionadas: Noticias Similares