El almuerzo en el que brillaron Margot Robbie, Greta Gerwig y Ryan Gosling, previo a la gala

Pese a las polémicas que han existido en las redes sociales sobre los supuestos desaires que tuvo la Academia de Hollywood al no nominar a Gerwig y Robbie en las categorías de mejor director y actriz respectivamente, ambos fueron bien recibidos por sus compañeros en el encuentro en el que se celebró La foto generacional de Se toman los nominados de cada edición.

Desde su llegada al salón principal del hotel Beverly Hilton de Beverly Hills (California, EE.UU.), Gerwig no podía dar un paso sin antes ser interceptada por algún miembro de la industria o invitado que se acercaba a felicitarla, hacerle un comentario en su trabajo o pedir un autofoto.

“Estoy muy feliz, esto es muy emocionante y estoy disfrutando todo. “Esto es algo que nunca pasa de moda”, dijo el director de Barbie a EFE.

Lo mismo ocurrió con Gosling, quien se encargó de tener una de las mesas más ocupadas en el almuerzo al atraer a personalidades como Carey Mulligan y Emily Blunt.

Sin embargo, el momento más emocionante fue su reencuentro con Emma Stone, su excompañera de reparto en la película. La La Tierra lo que les valió a ambos una nominación al Oscar en las categorías de actor y actriz principal en 2017.

Por su parte, Robbie, la Barbie ‘de carne y hueso’, también fue una de las más cotizadas del evento y una de las mejor vestidas, luciendo un clásico traje rosa de Chanel, muy acorde con los outfits que lució durante la promoción. de la película sobre la muñeca Mattel.

Leer más: Los mejores momentos de Taylor Swift, Usher y otras celebridades en el Super Bowl LVIII

“Estar aquí es muy emocionante”, dijo. EFE Robbie, quien anunció que este lunes tendría la primera prueba de vestido para la ceremonia que se llevará a cabo el próximo 10 de marzo.

un perro estrella

Sin duda, otro gran protagonista del evento fue Snoop, el border collie de Anatomía de una caída (Anatomía de una caída.), quien se robó el corazón de la actriz América Ferrera, quien no perdió la oportunidad de tomarse una foto o el propio Gosling quien se acercó al canino para conocerlo.

La presidenta de la Academia, Janet Yang, felicitó a los presentes por el “privilegio de mayor nivel” que supone estar nominados a los premios y les recordó que tienen que preparar discursos de agradecimiento específicos.

“Por favor, que sus discursos sean breves, tienen 45 segundos (…) Hable desde el corazón y sea auténtico”, dijo el presidente.

Yang utilizó como recurso un vídeo del discurso que el español Javier Bardem pronunció en 2008 cuando ganó el Oscar por su trabajo en No es país para viejos (No es país para viejos) para ejemplificar lo que es un “buen discurso” y demostrar que 45 segundos son más que suficientes.

talento español

Pero la representación española no se limitó a ese vídeo, ya que los directores Pablo Berger, nominado en la categoría de mejor película de animación por Sueños de robotsy Juan Antonio Bayona, que compite en la sección de mejor película internacional por La sociedad de la nieve.

Este último estuvo acompañado de su protagonista, el actor uruguayo Enzo Vogrincic: “Nunca imaginé que estaría aquí, estoy muy emocionado”, mencionó a EFE el actor de 30 años que interpreta a Numa Turcatti en la película sobre la tragedia de los Andes.

Los aplausos no faltaron en ningún momento, pero una vez que comenzaron a convocar a los actores a las gradas para la foto generacional, algunas personalidades recibieron más ánimos que otras, como fue el caso de Lily Gladstone, el cantante Jon Batiste, el veterano director Steven Spielberg o el actor Paul Giamatti.

Lea también: Fiesta Chavorrucos: El concierto que reunirá a UB40 y Alux Nahual en Guatemala

Sin embargo, el momento quedó petrificado por el apretón de manos que el director Christopher Nolan -el favorito de la temporada de premios cuya película oppenheimer lidera esta edición de los Oscar- dio su fuerte contendiente Martin Scorsese.

Los ganadores de la 96° edición de los premios Oscar serán anunciados el próximo 10 de marzo en una ceremonia televisada que se llevará a cabo desde el Dolby Theatre de Los Ángeles, California.