Israel fracasa en una operación para rescatar a rehenes en Gaza | Internacional

En una espectacular operación llevada a cabo este viernes en la Franja, el ejército israelí ha intentado rescatar a varios rehenes. Es la primera vez que se informa de una acción de este tipo durante la guerra. El portavoz castrense Daniel Hagari reconoció que habían fracasado en la tentativa. Informó también de que dos militares israelíes resultaron gravemente heridos y que los responsables de mantener a los rehenes están muertos. En estos momentos quedan 138 secuestrados en el enclave palestino de los que, al menos, 15 han fallecido.

La versión de Hamás de esa misma operación, que tuvo lugar a las 2.30 de la madrugada, es diferente. Entre los rehenes se encontraba uno de los soldados secuestrado durante el ataque de Hamás el 7 de octubre, en el que fueron asesinadas 1.200 personas y otras 240 fueron llevadas a la fuerza a la Franja. El prisionero es Saar Baruch, de 24 años, que resultó muerto, según un vídeo ofrecido por el movimiento islamista. Denuncian, además, que los militares israelíes acudieron a rescatar a su compañero camuflados en una ambulancia y haciéndose pasar por una organización humanitaria, lo que denuncian como una “flagrante violación del derecho internacional”.

Baruch aparece primero delante de la cámara presentándose en el día 40 de cautiverio y después se ve su cadáver, aparentemente vistiendo la misma camiseta que aquel día. Hamás ofrece también como prueba su supuesto número de documento nacional. Entre medias, las imágenes del vídeo muestran grandes restos de sangre en lo que aparenta ser la casa donde lo mantenían. También aparece el armamento y los pertrechos de los soldados israelíes que habrían quedado en manos de los milicianos.

Israel ha acusado en repetidas ocasiones a Hamás de incumplir las leyes de la guerra empleando ambulancias en la contienda. Esa es precisamente la acusación que el movimiento fundamentalista lanza ahora contra el bando israelí. Antes de publicar el vídeo, habían informado de su versión de lo ocurrido mediante un comunicado en redes sociales.

Hasta el momento, Israel solo había logrado traer de vuelta a uno de los militares capturados el 7 de octubre. Se trata de la soldada Ori Magidish, de 19 años, según se informó el 30 de octubre. Magidish servía en la base Nahl Oz, junto a Gaza, donde se encontraba también realizando el servicio militar la hispano-israelí Maya Villalobo, de 19 años, que resultó muerta en el ataque de Hamás, aunque su fallecimiento no se confirmó hasta el 11 de octubre.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Ese mes habían sido liberadas antes, pero por iniciativa de sus captores, cuatro mujeres. Primero, el 20 de octubre, Natalie Raanan, de17 años, y su madre, Judith, de 59. El 23 de octubre, recobraron la libertad Yocheved Lifschitz, de 85 años, y Nourit Kuper, de 79. La primera de ellas causó un gran revuelo después de que comentara ante los medios de comunicación en un hospital que había sido “tratada bien” en Gaza. La comparecencia le acabó costando el puesto al empleado del centro que la organizó.

Posteriormente, fueron liberados un total de 105 rehenes más durante la semana de tregua. Se llevaron a cabo siete intercambios de secuestrados en Gaza por prisioneros palestinos en cárceles de Israel. Esos canjes acabaron con el fin del alto el fuego al amanecer del 1 de diciembre. Hasta la muerte anunciada este viernes por Hamás, quedaban en Gaza 138 secuestrados, de los que 15 se ha confirmado ya su fallecimiento.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_