La vida extra de Viran Morros con hispanos a sus 40 años: “Esto es inesperado para mí” | Deportado

Noticias relacionadas: Noticias Similares

Se suponía que los Juegos de Tokio de 2021 serían el final de la larga carrera de Viran Morros en la selección balonman. La cita fue anunciada sólo como epílogo de una generación única marcada por él, Raúl Entrerríos o Julen Aginagalde. Barcelona tenía 37 años. Hace dos verdades, además, marchó desde Alemania a su equipo Pfadi Winterthur camino a tierra. Había pensado en retirarme, pero el apetito era una última incursión en una liga menos exigente como mentor de jóvenes, con quien a veces esperaba conocer la diferencia de edad. En aquella andaba de nuevo cuando, ante la sorpresa de muchos, fui reclutado para un viaje con los hispanos durante 40 años.

El seleccionador Jordi Ribera, que ya le había convocado de urgencia en la Eurocopa del oscuro pasado para la caida en el primer partido de Miguel Sánchez-Migallón, quiso incluirle -ya desde el principio- en la lista de la pre- Selección olímpica que llena este partido con el choque ante Bahréin (18.30 h) en Granollers (los días, contra Eslovenia a las 21.00 h, y el domingo ante Brasil a las 17.45 h; todos por Teledeporte). Si reparte dos palanquillas y luego sigue a Morros en la piel de un especialista defensivo, está haciendo el trabajo correcto.

“Porque creo que esto es inesperado para mí. Ya lo fue en el Europeo”, admite el catalán por primera vez a través de un videojuego. “El chip de selección lo mantuvo un poco desconectado. No se paga en absoluto, pero apoyar, al menos. Después de Tokio hablamos Jordi y yo y donde tuvimos varias conversaciones. Me habló claramente de sus aviones. Siempre me puso en la prelista, pero su idea era que no fuera definitiva. Siempre le dije que podía contar conmigo mismo cuando quisiera. Hace un mes me llamó y me dijo que Miguel [Sánchez-Migallón] No se recuperó y se preparó. Soy consciente de lo que es esto, que con Miguel sano no me llamó, pero ahora me toca a mí disfrutar e intentar conseguir el objetivo del equipo”, explica Viran Morros, el cuarto jugador con más internacionales (254 ), a distancia de Raúl Entrerríos (294), se retiró por completo tras los Juegos.

El chip de selección estaba un poco desconectado. No totalmente pagado, pero al menos en ‘stand by’

Este torneo olímpico fue la final programada y libre de traumas para ellos y los demás veteranos, incluso si las circunstancias se dieron cuando el regreso de Morros. Donde no te lo imaginas, aclara, es en París, en España, donde se hacen los pronósticos y se certifica el tocho. “Entraría Miguel”, insistimos. Sánchez-Migallón, de hecho, está comprando sábanas en Polonia en enero de 2021 cuando fue convocado porque Viran se lesionó en los juegos de Tokio, y el pasado negro en Barcelona no pudo ver una película en su casa de Suiza cuando estaba Reclutamiento de emergencia para la oportunidad de Migallón en la Eurocopa. Reemplazos cruzados.

Más formación que 25 años

Durante el examen de Granollers se cruzará con Gedeón Guardiola, que le pareció que se desempeñará durante una década en el centro de la defensa de la selección. Otra vieja guardia, desde hace 39 años, que también ha retrocedido entre la ausencia en la Unión Europea porque acababa de jugar en el Erlangen alemán en la disposición de la época. Hace un mes regresó a Asobal, a Nava, reuniéndose con su hermano Isaías.

¿Puedo leerlo en vuestros lugares? “Miguel si [Iñaki] Pecina [35 años, no convocado esta vez] entraron e hicieron un buen trabajo en la Eurocopa del 22 y en el Mundial del 23 [también estaba Guardiola en ambos]. Y Jordi me comentó que estos son los chicos que prometen. Pero esto es una cosa y otra, llegar a ser jugador de la selección y tener la continuidad de Gedeón y mía. La primera vez que coincidimos en un gran campeonato fue en la Eurocopa de 2012, registrada por Morros, ganador de dos medallas con España: un bronce olímpico (2021); un campeonato mundial de oro (2013) y uno de bronce (2011); y dos oros (2018 y 2020), una plata (2016) y un bronce (2014) europeos.

Pensaba en dejar de jugar, pero surgió la elección de ir a Suiza. Tengo un rol de mentor en un equipo muy joven.

Tras su llegada como técnico al Barcelona (2000-03 y 2011-18), Ademar (2004-07), Ciudad Real (2007-11), PSG (2018-21) y Füsche Berlín (2021-22), bebe los Últimos remeros de Balonmano en el pueblo de Winterthur, donde llegaron en 2022. “Estaba pensando en dejar de jugar y surgió esta oportunidad. Tengo un rol de mentor o de papá, llámalo como quieras, porque el equipo es muy joven. Me estoy divirtiendo. La entrenadora busca a alguien que pueda ayudarla en el otro lado. El otro día, por ejemplo, importó y creo que hay chicos nuevos que no nacieron cuando debutaron en Asobal. Quieras o no, te hace pensar”, comenta dramáticamente Viran Morros, quien está seguro de que a partir de ahora tienes o tendrás más de 25 años. Es la única diferencia en mis rutinas. En cuanto a la fuente de alimentación no se diferencia de las habituales. Siempre me ha costado ganar más peso del que habría perdido”, explica.

“En Suiza vive muy bien y lo sigo escogiendo el arma. De momento no, ha tomado una decisión sobre el futuro. Después de un año, volvemos al día”, dice. Ahora, el más inmediato, el preolímpico. “También va Antonio García, otro cuarentón”, advierte Viran Morros.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


Noticias relacionadas: Noticias Similares