El ejército de Nigeria mata a 85 civiles por error en un bombardeo con un dron | Internacional

Nigeria
Soldados del Ejército de Nigeria en el exterior del Banco Central en Awka, el pasado 24 de febrero.PATRICK MEINHARDT (AFP)

Un dron del ejército de Nigeria mató este domingo por error a 85 personas y provocó heridas a otras 66 en Tudun Biri, una localidad del Estado de Kaduna, en el norte del país. El presidente nigeriano, Bola Tinubu, ha reconocido este martes que se había producido un bombardeo accidental y ha anunciado la apertura de una investigación. “Ha sido un incidente muy desafortunado, preocupante y doloroso”, ha dicho. El ejército estaba llevando a cabo una operación de rutina contra los grupos de delincuentes armados que operan en esta zona.

Los hechos ocurrieron el domingo. Decenas de habitantes de Tudun Biri, entre ellos mujeres y niños, participaban en una celebración musulmana cuando un dron de las fuerzas militares nigerianas les atacó. La Agencia Nacional de Gestión de Emergencias (NEMA) ha informado este martes mediante un comunicado de que “la oficina de la zona noroeste ha recibido informaciones de las autoridades locales que aseguran que 85 cuerpos han sido enterrados hasta ahora mientras prosigue la búsqueda”. El ejército negó, en un primer momento, su implicación y no informó del número de víctimas, pero posteriormente admitió estar detrás del ataque.

La propia NEMA ha informado de que otras 66 personas se encontraban hospitalizadas y que estaba negociando con los jefes tradicionales locales para intentar calmar los ánimos y poder entrar en el pueblo. El presidente Tinubu ha calificado el incidente de “muy desafortunado, preocupante y doloroso” y ha expresado su “indignación y tristeza por la trágica pérdida de vidas nigerianas”, mediante un comunicado.

“El ejército de Nigeria estaba llevando a cabo una operación militar de rutina contra los terroristas (…), pero desgraciadamente la población de Tudun Biri fue atacada. Las operaciones de rescate continúan. Decenas de personas han sido evacuadas al hospital por las autoridades”, ha asegurado el ministro del Interior del Estado de Kaduna, Samuel Aruwan. Nigeria libra desde hace más de diez años una guerra no declarada en los estados del centro y norte del país contra grupos armados de delincuentes, a los que se llama “bandidos” o “terroristas”, que secuestran, asesinan y roban a civiles mediante el uso de una violencia extrema.

La sección nigeriana de Amnistía Internacional ha publicado en su cuenta de X (antes Twitter) que las víctimas de este ataque se elevan a “alrededor de 120″ y ha recordado otros dos ataques similares y recientes en los que el ejército mató accidentalmente a civiles mediante ataques aéreos. El primero de ellos provocó unos 64 muertos el 18 de diciembre de 2022 en el pueblo de Mutumji, Estado de Zamfara, y el segundo se produjo el 24 de enero de 2023 en el pueblo de Doma, en el Estado de Nasarawa, con el resultado de unos 40 fallecidos. “Las autoridades nigerianas deben investigar estos ataques aéreos y, cuando estas investigaciones indiquen responsabilidad penal, procesar a los responsables y llevarlos ante la justicia para un juicio justo”, ha dicho la organización.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Una ola de indignación ha recorrido a toda Nigeria tras conocerse la autoría del ejército en este ataque. El líder opositor Atiku Abubakar ha expresado su tristeza por la noticia. “Irónicamente, las víctimas de este desafortunado incidente estaban celebrando el aniversario del Maulud. La incidencia de ataques aéreos mal calculados está adquiriendo una dimensión preocupante en el país. Necesitamos desarrollar estrategias de contrainsurgencia que aíslen a la población civil de incidentes trágicos de esta naturaleza. Hago un llamado a las autoridades para que inicien una investigación exhaustiva sobre esta tragedia”, ha lamentado a través de X.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.